“Con la música no se puede mentir”

Más allá de las polémicas políticas y mediáticas, siempre es un lujo hablar de música con Jordi Savall. Algún listillo dirá que qué tiene que ver con el flamenco el amigo violagambista. Pues la música que toca el igualadino tiene más concomitancias con el flamenco que la mayoría de teoremas que se escribieron hace no tanto sobre el cante jondo. Desde luego mucho más que lo que salen a tocar algunos. Eso ya es otra historia. Antes de nada, es bueno leer y documentarse, si puede ser partitura en mano, para arrimar el ascua con criterio. El caso, tras años de pesquisas dimos con el maestro y, aunque un cuartillo de hora, le pudimos sacar algunas jugosas declaraciones sobre el flamenco y la guitarra. Guárdenlas para los restos.

Por Pablo San Nicasio @pablosannicasio


Antes de nada maestro, enhorabuena porque hace poco casi cae un Grammy ¿Qué importancia le da a los premios?

“Bueno, es un indicador. Es una forma de medir la temperatura. El eco que tiene lo que haces. Es una especie de lotería, a veces te lo llevas a veces no, pero es un buen síntoma si estás por ahí y si en Estados Unidos se han enterado de lo que hago me gusta saberlo. Y que voten democráticamente lo que les parece mi trabajo, también”.

“Limitar el conservatorio a la docencia de la música del siglo XIX es retrógrado. Una de las revoluciones musicales del siglo XX ha sido descubrir que la música no depende del progreso. Josquin Desprez, Tomás Luis de Victoria o Bach están a la misma altura que Brahms o Falla”

Savall. Rutas Esclavitud

Me hablaba de Estados Unidos, allí los premios parece que tienen más eco que los de Europa, parece que aquí eso no nos preocupara

“Pero aquí también hay. Están los premios César, que una vez conseguí por “Todas las Mañanas del Mundo”, o premios de revistas especializadas, es una forma diferente de ver este mundo musical”.

La música que traerá en unas semanas al Auditorio Nacional está plagada de géneros –jácaras, folías, canarios, etc- que son un verdadero antecedente musical del flamenco, y aún hay quien lo desconoce

“El flamenco es una música que tiene numerosas influencias, innegables. Mire, con la música no se puede mentir. La saeta, un palo del flamenco de tremenda importancia, tiene un origen morisco, por ejemplo. A los conversos se les hacía cantar estos cantos a la Virgen para comprobar si se habían convertido realmente al cristianismo. La música tiene esa capacidad, quien la interpreta demuestra emociones de una forma muy fehaciente”.

La música barroca o el mismo flamenco ¿Son músicas cerradas, revisadas e interpretadas sin posibilidad de relectura?

“En absoluto. Son músicas vivas en la medida que demos lugar a la creación sobre una base de improvisación. En el programa de mi último disco “Las Rutas de la Esclavitud” trabajamos con músicos de Mali, de Marruecos, de Venezuela, Colombia… con técnicas ancestrales que sin embargo reinventan la forma de interpretar estas músicas, muchas veces improvisando”.

“Es evidente que hasta el Dodecafonismo la música debía mucho a la improvisación. No digamos en la época del bajo continuo. No me cabe duda que la ausencia de improvisación en los músicos y en las músicas es sinónimo de decadencia”

Jordi Savall, Musiker, Gambe, Lavaux VD, Licerne Festival, 2017,

En el conservatorio no se nos enseña demasiado a improvisar

“Hace no mucho tuvieron polémica unas declaraciones mías por las que decía que la música clásica no tenía demasiada vida si no dejábamos hueco a la improvisación. Pero es que es evidente que hasta el Dodecafonismo la música debía mucho a la improvisación. No digamos en la época del bajo continuo. No me cabe duda que la ausencia de improvisación en los músicos y en las músicas es sinónimo de decadencia. Es una técnica clave en la música de todos los tiempos. Es obligatorio tener capacidad creativa, porque además es uno de los potenciales de la música, de la barroca sin duda”.

En este sentido ¿Qué opinión le merecen nuestros guitarristas sobre sus visiones de la música barroca?

“Hay guitarristas que hacen trabajos muy interesantes. Creo que es un gremio que tiene mucho amor por el instrumento y me gusta mucho cuando se esfuerzan en sacar un sonido de calidad. Hay trabajos compositivos muy importantes y es un patrimonio vivo, con gran futuro. Me gusta cuando se vuelve al pasado con la guitarra ¿por qué no? No obstante se debe hacer con criterio. Leyendo los tratados de interpretación del Renacimiento, del Barroco. Esas líneas maestras para una correcta articulación. Por ejemplo, que cuatro semicorcheas a veces es necesario articularlas de modo que las tres primeras vayan agrupadas y pelín más rápidas que la última. Cosas así. De la guitarra siempre me gustó esa fineza, esa delicadeza, eso no debemos perderlo nunca. Es más, deberíamos volver a ello”.

Hay una doble visión hoy día en los conservatorios, por lo menos en los madrileños, por la cual algunos incorporan departamentos de jazz, flamenco, música antigua… mientras otros se niegan en redondo a ello ¿Qué opina usted?

“Limitar el conservatorio a la docencia de la música del siglo XIX es retrógrado. Una de las revoluciones musicales del siglo XX ha sido descubrir que la música no depende del progreso. Josquin Desprez, Tomás Luis de Victoria o Bach están a la misma altura que Brahms o Falla. Si uno quiere tocar bien debe conocer a todos. Imagínese el Museo del Prado sólo con cuadros de una época o un autor…”

@chalauracom

One thought on “Jordi Savall. Entrevista

  1. Soy un seguidor de Jordi Savall desde que grabó “Las Recercadas” de Diego Ortíz; había escuchado otras versiones, pero la de Don Jordi era especial… esa música, a pesar de estar compuesta en el siglo XVI, suena “flamenca” y no me cabe duda que parte del flamenco viene de esa música renacentista Española.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies