flamenco-diverso-chalaura-01

FLAMENCO DIVERSO

Por David Reguero @David_Reguero

Lo primero, la información: ayer se presentó en los Teatros Luchana el festival “Flamenco Diverso”, un festival flamenco enmarcado dentro de los actos del “World Pride Experience” (conocido popularmente como el “Orgullo gay”) organizado por la productora “Marta Cariño!”. El festival se desarrollará desde el 22 de junio al 2 de julio en los teatros Coliseum y Luchana de Madrid. En el acto de presentación tomaron la palabra Joaquín Peña (director general de Marta Cariño!), Ernesto Novales (coordinador del festival Flamenco Diverso), Miguel Poveda (cantaor), Hugo Nieto (director del Teatro Luchana) y Eduardo Costero (responsable gastronómico del proyecto).

Como es lógico, la mayoría de las miradas estaban centradas en el cantaor Miguel Poveda, uno de los artistas más seguidos de este género, capaz de llenar un teatro en Madrid durante 10 días seguidos, y que hace poco comentó públicamente su homosexualidad, un acto que trajo bastante revuelo en el mundillo flamenco, a pesar de que siempre ha habido artistas flamencos homosexuales. Seguramente la diferencia está en que no es muy común que esto se haga de forma pública, y mucho menos por parte de uno de los cantaores que más atención congrega allá donde va.

El festival cuenta con una programación que incluye artistas consagrados y creadores emergentes, todos ellos de contrastada calidad artística. En el Coliseum estarán Miguel Poveda, Rocío Molina, la Tremendita y los bailaores Rojas y Rodríguez. En los Teatros Luchana podremos presenciar el baile de Fernando López y el toque de Antonia Jiménez y Marta Robles.

“Flamenco Diverso” tiene como objetivo ser un marco específico desde el que reconocer la honestidad y la valentía de artistas que han contribuido a la normalización de la diversidad sexual y de género, así como un espacio de reivindicación y denuncia de la LGTBfobia.

Ahora, la opinión: la convocatoria de “Flamenco Diverso” plantea interesantes temas de debate entre los que seguimos la información flamenca. A mí, personalmente, me llaman la atención tres cosas:

– La atención de los medios: cuando en una presentación de un festival flamenco aparecen medios generalistas no sólo de prensa sino de televisión (¡flamenco en televisión!) nos sentimos como los habitantes de esos pueblos medio despoblados que abundan en la geografía española cuando llega el verano y se llenan hasta la bandera de turistas y veraneantes. Por una parte, nos encanta que el pueblo se llene de vida y que lleguen ingresos extra al hostal o al bar del pueblo, pero por otro no dejamos de sentirnos extrañados ante semejante bipolaridad por parte de algunas personas, olvidándose del pueblo durante once meses para luego hacerlo suyo durante unas semanas de vacaciones en las que a menudo no dejan dormir a los paisanos. Queridos medios generalistas, sois bienvenidos con los brazos abiertos a ésta y otras presentaciones, pero no estaría mal un poquito más de atención al flamenco durante el resto del año.

Miguel Poveda: para este humilde periodista que lleva un año y medio persiguiendo a Miguel para poder entrevistarle y recibiendo de su personal de prensa siempre la misma respuesta (“Lo sentimos, es imposible”), resultaba casi un espejismo tenerle al terminar la presentación ahí, tranquilamente, dispuesto a recibir preguntas y entrevistas sin problemas por parte de los medios que acudieron. ¿Qué es lo que ha cambiado?, ¿qué milagro se ha obrado? Ha llegado la normalidad, señores. Cuando los responsables de sus relaciones públicas deciden aflojar un poco la correa y dejarnos vivir en la normalidad, el artista se muestra como lo que es, una persona normal, agradable, deseando hablar de lo que hace. ¿Cuánto durará esto? Seguramente esto es flor de un día y se trata de una excepción puntual por tratarse de este festival. Cuando pase y volvamos a la normalidad, los medios especializados volveremos a recibir la típica respuesta (“Lo sentimos, es imposible”) y tendremos que leer la información relativa a Miguel en la prensa generalista. Por eso ayer, al final, no quise dar el paso y entrevistarle. Así no. Prefiero esperar a que esa normalidad llegue a todas las épocas y festivales del año.

– La conveniencia o no de un festival flamenco LGTB: por un lado, podemos escuchar argumentos como “Si se quieren integrar, ¿por qué hacen un festival sólo para ellos?” o “Si hiciéramos un festival sólo para heteros, se liaría una buena”. Por otro lado, sus defensores dicen “¿Por qué no?”, o “Está dirigido a todo el mundo, puede entrar quien quiera, no es excluyente”. ¿Quién tiene razón? Seguramente nadie la tenga del todo. Pero como no quiero quedarme en la equidistancia, aquí va mi opinión: mientas exista la discriminación a las personas que aman a otras de su mismo sexo, nunca estará de más que haya actos reivindicativos. Y si encima nos traen flamenco del bueno, no se puede pedir más. Larga vida al amor sin barreras y al flamenco sin fronteras.

 

 

flamenco-diverso-chalaura-02

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR